Petra: la ciudad de piedra

. miércoles, 1 de julio de 2009


Petra es un yacimiento arqueológico en Jordania. Son los restos de la capital del antiguo reino nabateo, fundada hacia el 300 antes de Cristo. Sus restos más famosos son los edificios labrados en la misma piedra de las paredes rocosas del angosto valle de la Aravá. El nombre significa piedra en griego, y es justamente porque la ciudad está enteramente construida en piedra rosada. Los edificios más célebres son el Templo de los leones alados y la Tesorería. Desde 1985 es reconocida como Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO.

Se puede acceder a la ciudad desde la villa de Elji, siguiendo un tortuoso camino por el fondo conocido como Siq. Antes de comenzar la garganta, se encuentran unos bloques monolíticos con aspecto de torre y decorados con muy leves molduras y columnillas, conocidos como Djin o bloques de los espíritus. Una vez hayamos llegado a Petra nos encontraremos con unos desniveles rocosos de más de trescientos metros de altura a través de uno de cuyos desfiladeros, el siq, alcanzaremos la impresionante imagen de la ciudad roja esculpida en la piedra. Petra fue constrida en el S.III a.C. por los nabateos y destruida, según cuenta la Biblia, por la ira de Dios, ya que en la ciudad acabaron por morar los hijos de Esau enfrentados a sus hermanos los judíos. Hoy la ciudad de Petra se encuentra protegida en el interior de un parque cuya extensión supera los 900 kilómetros cuadrados.



Es una experiencia imponente. Una inmensa fachada, de 30 m de ancho y 43 m de alto, excavada en la cara rocosa de rosa pálido eclipsa todo a su alrededor. Se construyó en el siglo I como la tumba de un importante rey nabateo y es una muestra del talento para la ingeniería de este antiguo pueblo. No se permite el acceso al recinto a vehículos motorizados. Si no os apetece andar, se puede alquilar un caballo o un carruaje tirado por caballos para recorrer el Siq, de 1 kilómetro de longitud. Para las personas mayores o discapacitadas, el Centro de visitantes, situado cerca de la entrada al Siq, otorga un permiso especial (por un precio adicional) para su traslado hasta el interior de Petra y la visita de las principales atracciones. Una vez dentro del recinto, se puede alquilar un burro o, si se busca un poco de aventura, un camello. Las dos opciones incluyen el acompañamiento de un cuidador y recorren las rutas del sitio.

3 comentarios:

Anónimo dijo...

Ke pasa Ignatio! Este blog q. te has currado... Muy interesante! ¿ Has estado en jordania? No sabia! Muy chulo Petra. Si vas te recomiendo un hotel muy guapo en el Mar Muerto.

Saludos, nos vemos!

Iker OO!

indavao dijo...

hi... just dropping by!
http://www.fileafro.com
http://mobileandetc.blogspot.com
http://kantahanan.blogspot.com

Anónimo dijo...

Hola mi nombre es andrea cardona de bogota Colombia soy productora de un pograma radia de la cadena RCN RADIO me gustaria tratar de contactar a la persona que hace este blog pues nos gustaria hacerle una entrevista para que nos hable de los lugares que ha concido para incentivar a los oyentes a que viajen a estos lugares. no se si me pueden dar un telefono de contacto o un correo al cual podamos contactarnos

mi correo es cardona.andrea@gmail.com

muchas gracias