Segundo día en Barcelona.

. miércoles, 11 de marzo de 2009

Comienza el día con una visita al mercado de la Boqueria, probablemente es el mercado más conocido en Barcelona; se encuentra idealmente ubicado saliendo de las Ramblas. Tienes que ver este mercado, bien sea que busques ingredientes para una elegante comida o simplemente para pasear por él. De aquí nos tocaba hacer ya una visita que nos iba a llevar toda la mañana, pero que no podía faltar si acudes a Barcelona: la Sagrada Familia. Es un gran templo católico, diseñado por el arquitecto catalán Antoni Gaudí. Iniciado en 1882, todavía está en construcción (marzo de 2009). Es la obra maestra de Gaudí, y el máximo exponente de la arquitectura modernista catalana. Una de sus ideas más innovadoras fue el diseño de las elevadas torres cónicas circulares que sobresalen apuntadas sobre los portales, estrechándose con la altura. Las proyectó con una torsión parabólica dando una tendencia ascendente a toda la fachada, favorecida por multitud de ventanas que perforan la torre siguiendo formas espirales. El templo, cuando esté terminado, dispondrá de 18 torres: cuatro en cada una de las tres entradas-portales y, a modo de cúpulas, se dispondrá un sistema de seis torres, con la torre cimborio central, dedicada a Jesús, de 170 metros de altura, otras cuatro alrededor de ésta, dedicadas a los evangelistas, y un segundo cimborio dedicado a la Virgen. El interior estará formado por innovadoras columnas arborescentes inclinadas y bóvedas basadas en hiperboloides y paraboloides buscando la forma óptima de la catenaria. La entrada ronda los 11 euros, y no incluye la subida en el ascensor a lo alto del edificio, cuye coste supone otros 2,5 euritos, además de la habitual e imponente cola, la cual te puede suponer una hora o más de espera.

Pasada la visita de la sagrada familia, tocaba ir a comer y reponer fuerzas. Después de esto, nos dimos un paseo hasta el parque de Montjuic, que con sus casi 260 hectáreas, es el área verde más grande de la ciudad con categoría de parque forestal y una vegetación básicamente mediterránea. La zona, a la que se le han ido incorporando distintos equipamientos, ha sido modificada numerosas veces, ya que ha servido de escenario para varios acontecimientos de la ciudad: la Exposición Internacional de 1929, que significó el ajardinamiento del parque y la instalación de la fuente mágica, el Pabellón de Alemania, de Mies Van der Rohe, el Poble Espanyol o el Teatre Grec, entre otros. Más tarde, con los Juegos Olímpicos de 1992 se construyeron en esta zona importantes instalaciones deportivas, como el Estadio Olímpico o el Palau Sant Jordi, así como la Torre Calatrava. Dentro del parque se pueden encontrar también el Jardín Botánico, el Fossar de la Pedrera, la Fundació Miró o el Castillo de Montjuïc, el más antiguo y que, actualmente, alberga el Museo Militar. Otro de los atractivos del parque es el transbordador aéreo a través del cual se puede llegar a Montjuïc desde el barrio de la Barceloneta en un viaje que ofrece vistas espectaculares de la ciudad o el Teleférico de Montjuïc que te acerca hasta el castillo.

Después de esta visita, nos retiramos hacia el hotel, puesto que tocaba salir a cenar, y tocaba probar una de las especialidades del mes en que nos encontrábamos(marzo), los calcots y la calçotada, una fiesta gastronómica tradicional catalana cuyos ingredientes principales son los calçots y la salsa romesco con la que se acompañan. Un calçot es una cebolla tierna, pero no es cualquier cebolla, es un brote de cebolla blanca que ya está desarrollada y que ha sido replantada en el terreno. Aquí dimos por finalizado el día, ya nos quedaba poco del fin de semana, sólo la mañana del domingo.

2 comentarios:

albatros dijo...

La verdad que Barcelona es una ciudad por la que siempre tendrás un motivo para visitarla, siendo necesarios al menos 8 días para conocerla a fondo. La obra de Gaudí es la que más marca la ciudad, con la Sagrada familia y el parque Guell como buques insignia. Aunque demasiado masificado por sus visitas.
La montaña de Montjuic es como hacer excursionismo sin salir de la ciudad. Con una gran variada oferta como hoteles, museos y sobre todo jardines. Estás rodeado de árboles y plantas por todos lados y como pinceladas: los edificios que hay con todo el conocimiento e historia que contienen. En definitiva la montaña despierta los sentidos. Sl2

Hostal BCN dijo...

Veo que comisteis calçots!!!!
Creo personalmente que os han faltado bastantes cosas por visitar en Barcelona.
Como dice albatros la obra de Gaudí es la gran atración de la ciudad (y eso implica la masificación de la ciudad), pero una ciudad como Barcelona no se puede visitar en un fin de semana. hay que pasar más dias para poder disfrutar de lo que la ciudad ofrece y disfrutar de su gastronomia.